UN CLÁSICO ESTÁ DE REGRESO

Publicado el

¿Qué puede ser más femenino que un tocador? Hubo algún tiempo que este mueble era infaltable en los dormitorios de una mujer. Cuando lleva o llevaba adornos u ornamentación en la parte superior era tendencia, estaba en boca de todas.

Tener un espejo para recompense o asicalarse y los cajones eran esenciales para los pines, peinetas, un sinfín de accesorios. De esos toques y retoques que era testigo ese espejo; obtiene su nombre y que en una de sus acepciones más actuales, al decir la palabra evoca a moda, maquillaje, a lo que se busca “perfeccionar”.

Precisamente, al llegar la moda las mujeres dejaron el “retoque”, ahí los tocadores perdieron algo de protagonismo y funcionalidad; quedando relegados completamente.

Sin embargo, poco a poco con el regreso de la decoración y espacios vintage, vuelven a hacerse hueco. Han podido renovarse y modernizado. Hoy, la tendencia regresa.

Un tocador es más que un rincón de vanidades. Es un espacio único para ti. Dedicarte tiempo. Ponerte hermosa.

Los favoritos son los clásicos, pequeños y ya con espejo incorporado. Pero, un tocador puede tener la personalidad que desees; pues solo se compone de tres elementos.

  • Mesa
  • Escritorio (con cajones preferentemente), incluso una balsa si tienes espacio
  • Espejo y el asiento donde más cómoda te sientas.

Repetimos, esto es más que un mueble.
¿Convencida de tener un rinconcito en tu habitación?

Nos fascina la idea de que tengas un espacio para consentirte.

¡Por eso no queremos que te quedes sin el tuyo! Nuestro tocador Luna conjuga lo clásico con lo moderno, una pieza que debes tener en tu hogar, y lo mejor, a un precio inigualable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *