NINGÚN MUEBLE DEBE ESTAR SOLO

Publicado el

Fíjate en esta imagen. Ahora tapa con la mano el cuadro y los jarrones colocados sobre el aparador, para eliminarlos visualmente. ¿A que pierde encanto? Una casa bien decorada no es sólo aquella que incluye muebles vistosos, sino la que añade un plus de estética con pequeños detalles. No es cuestión de abarrotar la superficie, basta con un complemento para que ningún mueble quede “desnudo”. Los recursos que siempre tienen éxito son:

1. En el caso de una mesa auxiliar, una lámpara. Lo ideal: que su base sea pequeña para que no ocupe toda la superficie, como un flexo.

2. Sobre una mesa de centro: en un extremo, un libro tamaño A4 con una portada vistosa (los de arte y viajes suelen ser muy decorativos); y en el extremo opuesto, un jarrón de tamaño medio (los que superan los 25 cm de altura son más difíciles de integrar).

3. En un aparador bajo, aplica el mismo criterio que para la mesa de centro, pero coloca un par de jarrones en lugar de uno solo.

4. Sobre un aparador alto, como el de la imagen, coloca una composición de jarrones de tamaño medio (dos o tres, con alturas escalonadas) o un par de velas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *